FILTROS DE AGUA DE CARBÓN ACTIVADO. ADSORCIÓN. DECLORACIÓN

EL CARBÓN ACTIVADO ELIMINA MATERIAS VOLÁTILES.

Para la eliminación de materias volátiles se utilizan filtros de agua de carbón activado. Las materias volátiles son componentes existentes en el agua que se evaporan una velocidad muy superior al agua, es decir, que se convierten en gas con mucha mayor facilidad.

Ejemplo de materias volátiles que se eliminan en el agua con filtros de carbón activado y muy comunes son el cloro, el ozono, compuestos volátiles orgánicos (conocidos como VOCs por las siglas en inglés de Volatile Organic Compounds) y otros gases que producen olores y sabores como por ejemplo el metano.

¿QUÉ ES LA ADSORCIÓN?

La adsorción (con d, no confundir con absorción) es la tecnología mediante la cual el carbón activado elimina cloro, olores y sabores. Gracias a los poros de tamaño microscópico del carbón activado, generalmente menores de 2 nanómetros, se quedan adheridas y atrapadas las materias volátiles que son separadas del agua.

ELIMINACIÓN DE CLORO. DECLORACIÓN. FILTROS DECLORADORES

La sustancia volátil más común en purificación de agua que produce sabor y olor es el cloro. Decloración es el proceso por el cual se elimina cloro del agua mediante la tecnología de adsorción producida en filtros de carbón activado. Los filtros decoradores son filtros de agua de carbón activado con la capacidad de eliminar cloro.

CARBÓN ACTIVADO: LA MATERIA PRIMA.

Existen numerosos carbones activados que se utilizan en el agua. En MEMBROM® hemos elegido el carbón activado de mayor adsorción existente en el sector del agua para utilizarlo como materia prima en nuestros filtros de agua de carbón activado.

Cabe destacar que el carbón activado de los filtros MEMBROM® ha sido obtenido al 100% de cáscara de coco procesada. Siguiendo así los principios ecológicos de esta empresa y ayudando de esta manera a reciclar una materia orgánica que de otro modo generaría residuos.

CARBÓN GRANULADO VERSUS CARBÓN BLOQUE

En el sector del agua podemos encontrar que la mayoría de los filtros de agua de carbón activado son de tipo granulado y solamente unos pocos son de tipo carbón bloque. 

Los filtros en formato carbón granulado suelen presentarse en un contenedor plástico con el carbón activado situado dentro del mismo. El agua suele entrar por la parte baja del filtro y sale por el orificio central situado en la parte alta forzando de esta manera a que el agua pase a través del carbón activado.

Pero ante la gran cantidad de partículas de carbón que se mezclan con el agua que proceden del carbón granulado y la cantidad de agua que se desperdicia para eliminarlas, en MEMBROM® finalmente decidimos incorporar solamente filtros de carbón activado en bloque, ya que tienen muchas menos partículas sueltas y además conseguimos en pocos minutos eliminar esas partículas de carbón activado.

Además, debido al proceso de fabricación avanzado de los filtros MEMBROM®, que incluye un prelavado y desinfección, hemos conseguido que esas partículas se desprendan en un tiempo muchísimo menor que otros filtros de carbón activado tipo bloque obteniendo como resultado el consiguiente ahorro de agua que conlleva.

Por otra parte, el diseño de los filtros de agua de carbón bloque tiene una gran ventaja con respecto al diseño de los filtros de carbón granulado: El agua entra pasando por toda la superficie externa del filtro y sale por la parte interna asegurando así una adsorción mucho más eficiente que la que se lleva a cabo con filtros de agua de carbón granulado.

¿CÓMO COMPARAR LAS DIFERENTES CALIDADES DE LOS FILTROS DE AGUA DE CARBÓN ACTIVADO?

Para poder comparar la calidad y rendimiento de un filtro de carbón activado existen 3 factores que hay que tener en cuenta:

  1. Capacidad de adsorción (con d) del carbón activado utilizado como materia prima para la construcción del filtro, es decir, qué capacidad tiene el filtro de eliminación de cloro, sabor, olor, color, compuestos orgánicos volátiles, etc
  2. Duración, o lo que es lo mismo, cantidad de litros en que el filtro funciona en las mejores condiciones de adsorción sin perder capacidades significativas.
  3. Materiales de fabricación aptos por normativa europea y de EEUU para contacto con alimento líquido y agua potable.

El alto rendimiento y larguísima duración de los filtros de agua de carbón bloque activado MEMBROM® es resultado de la elección de los más avanzados carbones activados de cáscara de coco como materia prima de los filtros, y de su método de fabricación. Son carbones activados de altísima adsorción que consiguen la eliminación de cloro y otras sustancias volátiles en el agua durante muchísimos litros.

La mejor manera (y la más económica) de comparar la calidad de un filtro de carbón activado es su capacidad de eliminación de cloro ya que la eliminación de sabor, olor y color es directamente proporcional a su capacidad adsortiva.

Con medidores de cloro libre existentes en el sector del agua se puede medir fácilmente la cantidad de cloro que entra y sale del filtro.

¿CÓMO APROVECHAR AL MÁXIMO EL RENDIMIENTO DE LOS FILTROS DE AGUA DE CARBÓN ACTIVADO MEMBROM®?.

1. Recomendamos la prefiltración de los filtros de carbón activado MEMBROM®.

Los filtros de carbón activado MEMBROM® tienen una filtración nominal de sedimentos (50%) de entre 5 y 10 micras según modelo. Tenga en cuenta que si utiliza un filtro de carbón activado solamente, su baja capacidad de almacenamiento de sedimentos hará que el filtro dure muchísimo menos. Recomendamos por ello la utilización de un filtro de sedimentos de al menos 5 micras como prefiltración. De esta manera aprovechará al máximo las ventajas y larguísima duración de los filtros de carbón activado MEMBROM®. 

2. Recomendamos el uso de 2 filtros de carbón activado en línea.

Para ofrecer un ejemplo real pongamos el filtro de agua MEMBROM® de carbón activado más sencillo de nuestra gama para eliminar cloro de agua de red municipal de cualquier ciudad española, que normalmente tiene 1 ppm de cloro (tenga en cuenta que los filtros MEMBROM® están preparados para eliminar cloro en las peores condiciones por eso están diseñados para hasta 2 ppm de cloro).

Elegimos de esta manera el modelo MEMBROM® CA-10-22, un filtro de tamaño standard de 10” (10 pulgadas, aprox 25 cm) capaz de eliminar 2 ppm de cloro al principio de funcionamiento y un 85% de cloro al final del ciclo, después de purificar 22.000 litros de agua.

Si el agua entra a 1 ppm, que sería el máximo normal del agua municipal en España, y siendo la curva de eliminación de cloro del 99,99% al principio de uso y del 85% al final del ciclo a los 22.000 litros, observamos que el filtro dejaría en el agua después de 22.000 litros: 1 ppm – 85% = 0,15 ppm de cloro. 

Estos 0,15 ppm de cloro son considerados por nosotros como demasiado ya que es posible que el agua tenga algún leve sabor debido al cloro, en caso de que se utilice como filtro para eliminación de sabor por causa del cloro.

Por otra parte los 0,15 ppm de cloro son más de lo que permite una membrana de ósmosis inversa en caso de que se utilice como prefiltración de ósmosis inversa ya que solamente admiten 0,1 ppm de cloro.

Es por eso que si se utiliza un solo filtro de carbón activado MEMBROM® de 22.000 litros, recomendamos cambiarlo a los 15.000 litros ya que según la curva de desgaste tendría la capacidad de eliminar el 90% del cloro a los 15.000 litros y no pasaría de 0,1 ppm. (1 ppm – 90% = 0,1 ppm de cloro).

Como comentamos anteriormente, debido a la larguísima duración del filtro de agua de carbón activado MEMBROM® y para que el usuario aproveche al máximo sus ventajas, siempre recomendamos poner un prefiltro de sedimentos de al menos 5 micras.

De esta manera tenemos:

1 filtro de sedimentos de 5 micras.

1 filtro de carbón activado MEMBROM® CA-10-22.

¿Qué pasaría si ponemos dos filtros de carbón activado en línea (uno después de otro)?

Si instalamos en este orden:

1 filtro de sedimentos de 5 micras.

1 filtro de carbón activado MEMBROM® CA-10-22.

1 filtro de carbón activado MEMBROM® CA-10-22.

Obtendríamos una eliminación de cloro muchísimo mayor. 

Siguiendo el ejemplo anterior:

1 ppm de cloro – 85% = 0,15 ppm de cloro que obtenemos después de 22.000 litros con el primer filtro de carbón activado.

0,15 ppm de cloro – 85% = 0,02 ppm de cloro que obtenemos después de 22.000 litros con el segundo filtro de carbón activado.

Con 0,02 ppm de cloro de resultado podemos asegurar:

  1. Que el agua no tendrá sabor por causa del cloro después de 22.000 litros de uso.
  2. Que el agua no dañará ninguna membrana de ósmosis inversa por el cloro después de 22.000 litros de uso.

Por supuesto al instalar los filtros de esta manera que recomendamos, todavía les quedarán muchos litros por purificar antes de que llegue el agua a tener sabor a cloro y antes de que el cloro llegue a los 0,1 ppm límite para cualquier membrana de ósmosis inversa. 

Por esta razón indicamos en nuestros packs de un filtro de sedimentos y 2 filtros de carbón activado MEMBROM®, que la duración mínima en este pack en concreto es de 22.000 litros.

© Copyright 2020 Todos los derechos reservados de contenido por Jesús Manuel Taboada Cancelo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Jesús Manuel Taboada Cancelo

Jesús Manuel Taboada Cancelo

Técnico Experto en Ósmosis Inversa

0